Buen día a todos con mucha fuerza y energía……. 

Ya está a punto de llegar el verano y espero que a la vez el poder dejar de utilizar la mascarilla en espacios abiertos. Parece que esta pandemia está llegando a su fin, aunque no nos podemos relajar ni bajar la guardia. 

Antes de comentar la bodega y los vinos que he seleccionado para este mes de junio, permitidme que hable del significado de dos palabras para mi importantes, no sólo por las circunstancias que nos han tocado vivir sino porque considero que son básicas en las actitudes del ser humano. 

La primera palabra es “Bondad”, tal como la definición la describe, es una tendencia natural de hacer el bien y se aplica en el carácter o en la acción que indica “ser bueno”.

Un ser bondadoso tiene como característica promover mediante acciones, actos de bondad hacia los que les rodean, se es benevolente y se ayuda al necesitado. 

Después de la definición tal cual, yo he de comentar que afortunadamente pienso que hay mucha más gente buena que mala (de maldad, hacer acciones malas), es decir, de personas que disfrutan o se sienten mejor fastidiando a los demás que haciendo el bien. 

En definitiva, yo me quedo con el refrán: “haz bien y no mires a quien” y si haces uno o mil favores para poder ayudar, que los hagas sin esperar nada a cambio porque eso te hará sentir una satisfacción personal impresionante.

Y la otra palabra es “Humildad”, la definición de humildad es un valor contrario a la soberbia, que posee el ser humano en reconocer sus habilidades, cualidades y capacidades y aprovecharlas para obrar en bien de los demás, sin decirlo. 

Para mi reconocer los errores ante los demás constituye un acto de humildad. Una persona que actúa con humildad no tiene complejos de superioridad ni tiene la necesidad de recordar constantemente a los demás sus éxitos y logros, ni muchísimo menos utilizarlos para pisotear a las personas de su entorno. 

Una persona humilde de corazón no sabe de artificios. Es una apertura interior que se proyecta en los demás para reconocerlos, para ofrecer respeto y confianza. Es mirar con los ojos descalzos sabiendo apreciar las cosas sencillas.

Desde mi punto de vista una persona humilde debe de tener estas actitudes muy claras:

  1. Admitir sus equivocaciones con madurez. 
  2. Confía en las buenas intenciones de los demás. 
  3. Aprender de las personas humildes y sencillas. 
  4. Intenta ser una persona accesible para los demás (nada de mirar por encima del hombro, ni sentirse un ser superior). 
  5. Y sobretodo reconocer tus propios límites, es fundamental saber reconocer este punto porque así nuestro grado de humildad y sencillez nos hará mejores personas interna y externamente. 

Y, por último, algo que se me olvidaba anotar es que cuando nos equivoquemos, pidamos disculpas, porque a día de hoy y en todos los ámbitos (laborales y personales) no sabemos pedir disculpas y eso para mí es también fundamental.

Y para que no nos falte la música en este artículo, he elegido una canción muy bonita de Shaila Durcal: humildad

Tú nada presumes todo es modestia, todo es verdad……

Tú con humildad sabes llegar, sabes confiar….

Sólo tú escuchas y respetas siempre a los demás… hablar de tus virtudes eso no te va……

No aspiras a grandeza nada es personal y se abren los caminos donde vas….

Me gusta que seas así, que vivas con humildad……y que tú corazón tan sólo sepa amar…que vivas con humildad…

Tú vas sin orgullo, sin arrogancia, sin vanidad….

Tú con humildad sabes llegar, sabes confiar….

Sólo tú escuchas y respetas siempre a los demás….

No te sientas diferente……

Todos somos igual……

Quita el ego de tu mente….

¡Dile si a la humildad!!!!

Os recomiendo que la escuchéis en YouTube. Enlace aquí

La música es imprescindible en nuestras vidas.

En este mes de junio he elegido a Bodegas Hermanos Sastre, S.L. que también tienen mucho que ver con las dos palabras anteriormente definidas, porque está gran bodega está formada por un equipo humano lleno de “Bondad” y de “Humildad”, lo puedo asegurar porque lo he comprobado a lo largo de los años.

Esta bodega se constituyó en el año 1992.

La familia Sastre decidió fundar una pequeña bodega donde elaborar el vino procedente de sus primeras 23 hectáreas de viñedo. Desde entonces, mantienen una forma de cultivo y elaboración tradicional y de máximo respeto hacia la tierra, con la que buscan la producción de vinos de calidad y de carácter único. Este carácter nace en la tierra de la Horra y de sus viejos viñedos, que ofrece el gusto y el placer que se encuentra en cada añada: riqueza, densidad, dulzura, elegancia, raza, pureza y frescura.

Un gran terruño es mucho más complejo de lo que uno se imagina. No es únicamente el sol, la tierra, su capacidad natural de drenar, de retener la humedad (caliza, arcilla), su porcentaje en distintos elementos que harán que los suelos sean cálidos o fríos, ricos o pobres, equilibrados o insuficientes.

En bodegas viña Sastre el viñedo se sitúa, en la Horra a una altitud de 800 a 840 metros sobre el nivel del mar en pequeñas colinas dirigidas hacia las cuencas de los ríos Duero y Gromejón, que concentra temperaturas cálidas del verano y aumenta la madurez y el suelo es drenado naturalmente por la cuesta.

Todas estas particularidades contribuyen “al estilo del vino de viña sastre”. Resueltamente rico, denso, graso, debido a la precocidad de su terruño, pero también elegante, distinguido, puro y con mucha frescura gracias a la tinto fino y a la composición perfectamente equilibrada (caliza/arena) de sus suelos.

Y como he comentado al principio la esencia de viña Sastre está compuesta por un gran equipo de profesionales que, capitaneados por Jesús Sastre, trabajan día a día tanto en el campo como en bodega para conseguir un producto fantástico y excepcional y mejorar añada tras añada.

Esto es lo que se conoce como es “estilo de viña sastre”, una forma de trabajar, de cuidar los detalles, una forma de hacer las cosas con su propio sello y estilo de identidad, sin tapujos y con mucha humildad.

He elegido dos vinos

Viña Sastre Rosado 2020 “Marcelina Gómez”

Tipo de vino

Tempranillo

Fase visual

Tiene un color fresa intenso, de capa media-alta. Limpio y brillante, con ribete acerado.

Fase olfativa

Su intensidad aromática es muy intensa y variada, mucha fruta roja (grosella, fresa, frambuesa), también aparecen notas de fruta de hueso (albaricoque, níspero).es un rosado diferente en nariz y muy expresivo como luego describiremos en boca.es divertido a la vez que mantiene una gran calidad.

Fase gustativa

Su entrada en boca es suave y elegante, con una acidez que le da una frescura muy buena. Aparecen en boca todas esas notas de fruta muy bien integradas. Es un vino rosado goloso en boca, que te invita a seguir bebiendo.

Recomendación

Siempre os lo comento, pero es la verdad, este rosado es un vinazo por su calidad y también por su precio.es uno de los mejores que hay en el mercado relación calidad-precio. Yo lo he catado a ciegas (botella bien tapada) con otros rosados de precios más elevados y este ha salido el primero y segundo que más ha gustado.

¡Así es que hacerme caso y probarlo porque os va a encantaaaaarrrr y el bolsillo no lo va a notaaaarrrrrr!!!!!

Viña Sastre Crianza 2017

Tipo de vino

Tinta del país (tempranillo).

Fase visual

Tiene un color cereza picota, con ribete acerado. Limpio y brillante.

Fase olfativa

En nariz es complejo, con mucha fruta roja y negra madura (arándano, cereza, grosella, moras, etc.), aparecen especiados (nuez moscada, pimienta blanca y negra, etc), chocolate negro, vainilla natural, notas de piel curtida (trabajada), etc. una nariz llena de matices, muy interesante.

Fase gustativa

Su entrada en boca es sedosa, frutal y golosa. Aparecen notas de tostados finos (granos de café). 

Tiene una crianza de 14 meses en barricas de roble francés y americano.

Es un gran vino tinto que deja un postgusto largo y persistente. La madera está bien integrada con la fruta y la acidez del vino que lo hacen fresco.

Está todo muy bien ensamblado.

Recomendación

De todo esto hace que sea un vino poderoso para poder tomar con cualquier cosa, da igual que sea jamón ibérico, cocido madrileño, cocochas o cordero asado castellano.

Seguro que muchos lo conocéis, pero si no es así, por favor probarlo que está añada esta riquísima, porque es otro vino importante que no os podéis perder.

Y vuelvo a insistir de nuevo en destacar su relación calidad-precio que es impresionanteeeee!!!!

¡Muchísimas gracias por leeerme! 

 ¡Salud amigos!

 

P.d.: “El mejor amigo de la verdad es el tiempo, el mayor enemigo el perjuicio y su compañero constante la humildad”.

“Los principios para vivir bien incluyen la capacidad de encarar los problemas con coraje, las decisiones con alegría y los logros con humildad”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 7 =

¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 9 Average: 5]

Pin It on Pinterest