Hoy vamos a definir algunos términos enológicos. Ácido Tartárico, Ácido Málico y Ácido Láctico. 

 ¡Buenos días a todos, feliz lunes y comienzo de semana!

Llevo unos cuantos días con una canción en la cabeza que es “color esperanza” de Diego Torres.

Ya os he comentado en alguna ocasión que la música es una parte importante en nuestras vidas y yo creo que en muchos momentos nos sirve de terapia y ayuda.

Permitidme que haga esta introducción y elija esta canción porque a mí me sube el ánimo y quiero transmitirlo a través de mis palabras. En estos momentos que tenemos tantos contagios y rebrotes de esta pandemia para mí son importantes tres palabras:

  • Esperanza
  • Ilusión
  • Reinventarnos

Es muy importante que no bajemos la guardia y que, si tenemos que cambiar el rumbo de nuestras vidas, no dudemos en “reinventarnos” y sacar lo mejor de nosotros que estoy segura que lo tenemos ahí guardado.

Así es que me quedo con varias frases de esta canción de Diego Torres, que son

  1. “Pintarse la cara color esperanza”
  2. “Tentar al futuro con el corazón”
  3. “Sé… que lo imposible se puede lograr…”
  4. “Que la tristeza algún día se irá”
  5. “Sentirás que el alma vuela por cantar una vez más…”
  6. “Saber que se puede…querer que se pueda… quitarse los miedos, sacarlos afuera…”

Casi escribo la canción entera, pero tiene tanto significado que espero que la disfrutéis tanto como yo.

Hoy vamos a definir unos cuantos términos enológicos:

Ácido Tartárico

El ácido tartárico es un acidificante y conservante Natural. Además de en la industria enológica puede usarse como corrector de la acidez o un conservante en numerosos alimentos (generalmente bajo el código alimenticio E-334).

¿Cómo se produce el ácido tartárico?

El ácido tartárico suele obtenerse a partir de fuentes naturales, especialmente del vino o de residuos de la vinificación. Con procedimientos químicos habituales se pueden obtener las sales de sodio y potasio correspondientes.

 

 Ácido Málico

El ácido Málico es un ácido orgánico de sabor duro que se encuentra en el mosto y a veces también en el vino, sobre todo si procede de uvas con maduración incompleta.

Es atacado por las bacterias lácteas que lo transforman en ácido láctico, mucho más suave, durante la fermentación maloláctica.

 Ácido Láctico

El ácido láctico (e-270) es un acidificante para corregir la acidez en mostos y vinos.

Resulta alternativa al ácido tartárico para acidificar mostos y vino. El ácido láctico aporta sensaciones de redondez y suavidad, contribuyendo al equilibrio gustativo del vino.

Termino con una de las palabras que comienzo este artículo…mucha “esperanza” para seguir adelante.

Espero con estas definiciones aportar un pequeño grano de aprendizaje a este mundo (el del vino) que me llena y apasiona y que a la vez comparto con vosotros.

!!!!!Salud amigos!!!!

 

P.d.: ”A veces hay que pasar por caminos difíciles para llegar a destinos maravillosos”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 10 =

¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 1 Average: 5]

Pin It on Pinterest